¿Pelar o no pelar la fruta de temporada? He ahí la cuestión

         

¿Es conveniente pelar la fruta o no? ¿Cómo aprovechar mejor los nutrientes de la fruta? En caso de lavarlas, ¿qué consejos debo tener en cuenta?

¿Pelar o no pelar la fruta de temporada? He ahí la cuestión

¿Pelar o no pelar la fruta de temporada? He aquí la cuestión que seguro que te has planteado en alguna ocasión. ¿Qué ganas si no pelas la fruta? ¿Qué cuidados has de tener si decides comerte la fruta de temporada con piel? ¿Es bueno darles fruta de temporada sin pelar a los recién nacidos? Si estás interesado en conocer las respuestas a todas estas preguntas continúa leyendo porque las vamos a resolver todas. Venga, vamos allá.

La fruta de temporada es muy rica en minerales, azúcares, vitaminas y fibras. Los dos últimos compuestos, vitaminas y fibras, importantes nutrientes para el cuerpo humano, están localizados en la pulpa y también en la piel de la fruta de temporada. ¿Y en dónde hay más? Pues sí. Lo has adivinado, en la piel.

Así que cuando pelas la fruta de temporada parte de estas vitaminas y fibras se pierden, es decir, que te vas dejando proteínas por el camino. Pero toda desventaja, tiene su ventaja. Y es que cuando pelas la fruta de temporada también eliminas los restos de pesticidas que pueden haber quedado en las piezas de fruta.

La fibra en la fruta de temporada

En la piel de la fruta es donde se concentra mayor parte de fibra. En la pulpa de las piezas de fruta también existe pectina y fibra soluble. La fibra es muy necesaria para tu cuerpo, entre otras razones por:

  • Incrementa la sensación de saciedad con lo que si tomas fruta de temporada unas horas antes de la comida o cena no llegarás con tanto apetito a esas comidas y por tanto te ayudará a adelgazar porque no ingerirás los alimentos tan rápido.
  • Desarrolla y mantiene la flora intestinal.
  • Favorece que la bilis sea más soluble.
  • Te regular el nivel de glucosa y colesterol en sangre.
  • Es eficaz para combatir el estreñimiento.
  • Previene el cáncer de colon.

Cuando pelas la fruta de temporada reduces muy significativamente la cantidad de fibra que existe en las frutas. Por ejemplo, si pelas una manzana pierdes un 11% de fibra, si pelas una pera, hasta un 34%. Si analizamos el caso de las naranjas y las mandarinas lo que hay que hacer, evidentemente, es pelarlas pero procurando dejar la mayor cantidad de piel blanca porque es aquí donde se concentra la mayor parte de la fibra. En zumos de fruta cuanta más pulpa tengas, más nutritivos son.

Las vitaminas en la fruta

Las vitaminas son otra parte fundamental de la fruta de temporada. Contienen muchísimas, sobre todo vitamina C y A. Y, claro, cuando pelas la fruta, desaparecen. Esto es así y no hay que darle más vueltas. Está más que claro también que es lógico que le quites la piel a las naranjas, a las mandarinas o a un kiwi. La piel es demasiado dura y es imposible comérsela aunque ahí, en esa piel, también existen vitaminas.

Pero en el resto de frutas, digamos la fruta de temporada blanda, como una manzana, una pera, no es bueno pelarlas para que puedas consumir estas vitaminas.

Los bebés  y la fruta de temporada

La Asociación Española de Pediatría recomienda que peles la fruta si vas a hacerle a tu bebé una papilla. Sin embargo, a partir de los 12 meses, los más peques de la casa ya pueden comer fruta sin pelar, entendiendo, claro que antes las laves convenientemente para evitar los posibles residuos de pesticida o los microorganismos que se hayan depositado durante el transporte de la fruta. Esta asociación, no obstante, recomienda que los bebés no tomen hasta los 18 meses determinados tipos de fruta como melocotón, nectarina o albaricoques por el riesgo de alergias.

Consejos para lavar la fruta

  1. Limpia las piezas de fruta antes de partirlas o pelarlas porque de esta manera evitarás que los microorganismos que hay en la piel o en la corteza se introduzcan en el interior de la fruta. No está de más hacer esta acción tanto si vas a consumirla con piel o sin piel.
  2. Ten la precaución de lavarte muy bien las manos antes de manipular la fruta de temporada. Sin no las tienes bien limpias también puedes transferir microorganismos a las piezas de fruta.
  3. Pon la fruta que tienes que lavar dos minutos debajo de un chorro de agua. También puedes optar por poner la fruta de temporada en un recipiente con agua. Quizá esta segunda opción es mucho mejor porque así, de paso, ahorras agua.
  4. Si ves que tienen mucha suciedad o para estar más tranquila puedes frotar la pieza de fruta con un cepillo o esponja. Pero ¡ojo! que este cepillo o esponja no contengas restos de jabón o detergente.
  5. Si las frutas que vas a limpiar tienen hojas, quítalas. Es posible que también contengan microorganismos.
  6. Limpia también profundamente los utensilios de cocina que vayas a utilizar para manipular la fruta tales como cuchillos.
  7. Algunos productos naturales que puedes utilizar para desinfectar la fruta de temporada son: bicarbonato de soda, vinagre o limón.

Pues esto es todo amigos y amigas. Hemos visto que la mayoría de los nutrientes de la fruta de temporada se encuentran en la piel. Por tanto eliminarlas significa eliminar también estos nutrientes. Como conclusión podemos decir que es mucho mejor comerse la fruta con piel, si bien para ello es muy recomendable que las limpies adecuadamente no olvidando que también te tienes que lavar muy bien las manos y todos los utensilios de cocina que vayas a utilizar.

¿Y tú? ¿Pelas la fruta o te la comes sin pelar? Cuando te la comes con piel ¿las lavas adecuadamente? ¿Tienes algún truco que quieras contarnos para lavar la fruta de temporada? Dínoslo en los comentarios.

Y si te ha gustado este post, si crees que la información que te hemos dado es interesante ¿crees que merece ser compartido? Si crees que sí, no lo dudes, compártelo.

Publicado el 22/12/2015 en Frutas de temporada

         

RSS 2.0 (Frutas de temporada) RSS 2.0 (El blog de Fruta de La Sarga)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

RECOMENDADOS

Categorías del blog

 ENVÍOS GRATIS Para compras superiores a  8 KG si sólo incluyes fruta y verdura o 24,95 Euros si además incluyes otros productos como aceite, miel, conservas...

¡PARA QUE SIEMPRE TENGAS VENTAJA!

Últimas entradas

Archivo