Contacta con nosotros 608061974
Servicio de atención al cliente 24 horas

 Mi cuenta

Comer fruta engorda y otros 13 mitos a desmontar

           

Comer fruta engorda y otros 13 mitos a desmontar

Seguro que has oído la frase de que comer fruta engorda. Nada más lejos de la realidad. En este post nuestra dietista se ha propuesto demostrar que esta frase de que comer la fruta engorda y otros mitos relacionados con la fruta. Te va a encantar este post, ya lo verás.

Comer fruta engorda después de comer. Seguro que lo has oído alguna vez. Como también seguro que has odio que el zumo de naranja es bueno para el resfriado o que el melón y el plátano engorda, que la sandia tiene mucha agua… y mil cosas más. Un mito es que comer fruta engorda. Pero hay muchos más. Así que vamos ya a desmontarlos.

1.   Comer fruta engorda como postre

FALSO

Las calorías de las frutas son las mismas si se toman a cualquier hora del día. Algunas pautas dietéticas aconsejan consumirla al principio de la comida para que nos sintamos saciados y comamos menos.

Es un despropósito: la fruta siempre se ha tomado entre horas, en un buen desayuno o como postre. Comer fruta es muy saludable porque nos aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra soluble, que ayuda a reducir los niveles de colesterol y es útil contra el estreñimiento. Así que este es el primer mito que quiero desmontar, el de que comer fruta engordad si la tomas como postre.

2.   La fruta es buena para el corazón

CIERTO

Al igual que otros alimentos bajos en grasas y ricos en fibras, el consumo de fruta reduce el riesgo de sufrir enfermedades de corazón. 

 

COMPRA AQUÍ LA MEJOR FRUTA DE TEMPORADA

3.   El melón no es recomendables para adelgazar

FALSO

El melón es una de las frutas con menos calorías; aporta un 88% de agua en 100 gramos de porción comestible. Además, hay que mirar la totalidad de la dieta ya que si comemos más de lo que el cuerpo necesita, sí engordaremos, aunque comamos lechuga en cantidades industriales. 

4.   La fruta madura es recomendable para problemas digestivos

CIERTO

La fruta verde contiene más ácidos orgánicos que pueden irritar la mucosa intestinal. A medida que madura, esos ácidos van disminuyendo y a la vez aumentan los azúcares. La fruta madura es digestiva y adecuada para niños y personas mayores. 

5.   Cuando tenemos gripe, el zumo de naranja “lo cura”

CIERTO

Aunque tiene una parte falsa. La naranja es rica en vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico. De todas formas, la gripe es una enfermedad vírica que necesita de un proceso y de unos medicamentos para curarse. La naranja nos ayudar a llevar mejor este proceso y prevenir recaídas, pero no cura la enfermedad.

6.   Los plátanos pueden ser indigestos

CIERTO

Sobre todo si están verdes. La parte central del plátano es la más indigesta porque tiene mucha fibra. Igual que ocurre con el corazón de la piña natural.

7.   Los fumadores deben tomar el doble de vitamina C

CIERTO

El tabaco destruye la vitamina C y produce radicales libres, por eso conviene tomar una cantidad superior al no fumador. La mejor manera es en forma de frutas.

8.   Es mejor tomar fruta antes de comer

CIERTO

Así se preparan los jugos gástricos para recibir los alimentos. Es una buena idea añadir fruta en ensalada o en el primer entrante. También tomarla a media mañana o a media tarde.

Hay personas que padecen de problemas estomacales y, en este caso, sí se recomienda que tomen las frutas fuera de las comidas principales, pero si no padeces ningún problema estomacal, puedes consumir fruta como postre. 

9. Los zumos se deben consumir inmediatamente después de prepararlos

CIERTO

Cuando el zumo de fruta natural entra en contacto con el aire y la luz, el oxígeno acelera su deterioro y se pierden las vitaminas, aunque lo guardemos en el frigorífico. A los 20 minutos pierden el 50% de sus nutrientes. Si compramos zumo envasado, debemos tener la precaución de adquirir aquellos cuyo envase no sea transparente. Aunque siempre será mejor la opción de consumir fruta fresca o zumo natural.

10. Los zumos envasados y etiquetados como “100% natural” son totalmente naturales y pueden sustituir a la fruta

CIERTO/FALSO

Cierto, pero con su parte falsa. Estos zumos están preparados con frutas recién exprimidas o con concentrados de estas. Al extraer el zumo se evita que entre en contacto con el aire y se evapora una parte de agua que contiene.

Se envasa en tetrabrik, que lo preserva de la luz y evita el contacto con el aire. Sin embargo, se suele añadir azúcar. Hay que tener cuidado con esto. Un zumo envasado nunca sustituye a una ración de fruta fresca.

11. La fruta entera contiene los mismos nutrientes que el zumo

FALSO

La fruta entera se aprovecha más que el zumo, ya que no se pierde la fibra. El tiempo que tardamos en preparar el zumo hace que pierda valor nutricional, cosa que no ocurre con la fruta entera.

12. No hay límite de cantidad en la fruta que se recomienda consumir diariamente

FALSO

La fruta aporta mucha cantidad de azúcar y, por tanto, calorías. Se recomienda consumir unas 3 raciones al día de fruta. Por eso, aunque la sandía tenga mucha agua, sigue teniendo un porcentaje bajo en azúcares, pero si nos comemos media sandía de golpe, probablemente igualemos esa cantidad de azúcar a otras frutas con mayor contenido en azúcar: el plátano, por ejemplo.

 13. Si padecemos estreñimiento, debemos consumir fruta

CIERTO

Es recomendable la fruta rica en fibra (ciruelas, dátiles, uvas, mango, piñas, kiwis…). Pero también verduras. Porque la fruta aporta fibra soluble y la verdura fibra insoluble, y no debe predominar solamente un tipo de fibra. Además, debemos tomar mucho líquido, preferiblemente agua, ya que la fibra tiene que hidratarse para cumplir su función de limpieza intestinal

14. Si padecemos anemia, hay que tomar zumo de naranja

CIERTO

La vitamina C de la naranja (o de cualquier cítrico como la piña, kiwi, pomelo, mandarinas, limón…) ayudan a asimilar el hierro de otros alimentos, lo que contribuye a combatir la anemia, pero hay que mezclar alimentos con hierro con el zumo de naranja, sino, no absorberemos mucho. Por ejemplo: un plato de lentejas con verduras con un buen chorrito de limón, es ideal para la absorción del hierro.

Como podéis observar, existen muchos mitos y errores sobre la fruta empezando porque comer fruta engorda. Es un alimento rico en vitaminas, minerales, agua y fibra, nos aporta un beneficio importante en nuestro organismo pero como todo: no en exceso.

Teniendo un estilo de vida saludable, comiendo sano, haciendo un poco de ejercicio y dormir adecuadamente… ¡tendremos siempre las pilas cargadas!

¿Y tú? ¿Cuál es tu manera de comer fruta? ¿Tú crees que comer fruta engorda? ¿La comes como postre o entre horas? Dínoslo en los comentarios.

¿Te ha gustado este post en el que hemos desmontado el mito de que comer fruta engorda y otros muchos? Si es así, ¿a qué esperas para compartirlo por tus redes sociales? ¡¡Venga, anímate!!

 

CINTIA SEGURA, Dietista-Nutricionista y Coach Nutricional

 

Publicado el 31/5/2018 en Salud

           

RSS 2.0 (Salud) RSS 2.0 (El blog de Fruta de La Sarga)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Fruta a domicilIo
DIRECTA DEL AGRICULTOR

ENVÍOS GRATIS
PARA PEDIDOS DE 8kg O COMPRAS SUPERIORES A 29,95€

RECOMENDADOS

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo