Contacta con nosotros 608061974
Servicio de atención al cliente 24 horas

 Mi cuenta

Frutas que no engordan: Otro mito sobre las frutas a desmontar

           

¿Realmente existen frutas que no engordan o frutas que engordan? En este post desmontamos el mito de que determinadas frutas engordan.

Frutas que no engordan: Otro mito sobre las frutas a desmontar

Frutas que no engordan. ¿Cuántas veces has visto un post o un artículo que sin ton ni son te pone una lista de las frutas que no engordan? Muchas veces, ¿verdad? Y seguro que también has visto lo contrario.

Es decir, una lista de frutas que engordan. Pues es un mito que hay que desmontar. Porque ni existen frutas que no engordan ni existen frutas que engordan.

Lo mismo podríamos decir de todos los alimentos. Los alimentos ni engordan ni te hacen perder peso. Todo es cuestión de cómo los ingieras y de la cantidad en que lo hagas.

Y para desmontar estos mitos nos hemos puesto en contacto con la Dietista - Nutricionista Cintia Segura. Ella es de esta opinión y añade que para engordar o adelgazar hay que tener en cuenta el gasto metabólico de cada persona al que hay que sumar el gasto que se realiza por la actividad física –que desgraciadamente cada día es menor, añade Cintia-.

No todo son calorías

Entonces, dice la nutricionista, si hay una ingesta superior a este gasto que realiza cada persona es cuando engordamos. Y todo lo contrario. Si hay un gasto mayor que la ingesta alimentaria, entonces es cuando se pierde peso.

Por ejemplo: si una persona tiene un gasto metabólico total de 1800 Kcal pero consume 2000 Kcal entonces es cuando existe un aumento de peso. No obstante, si consume menos de esas 1800 Kcal se produce la pérdida de peso. Y aquí poco tendrá que ver si las frutas engordan o no.

Pero dejemos de contar calorías. Lo importante es el tipo de alimento que se consume pero, es cierto que si comes más calorías de las que necesitas existe un aumento de peso, mientras que si hay una ingesta menor o una actividad física mayor, existe la pérdida de peso.

¿Frutas que no engordan? Mejor una alimentación equilibrada

Como bien dice Cintia Segura nuestra alimentación no se debe medir sólo por el número de calorías . Tenemos que tener en cuenta el tipo de alimentación. No puedes estar perdiendo peso ingiriendo menos calorías si el tipo de alimentación no está beneficiando tu salud. Porque en un periodo de tiempo determinado siempre acaba manifestándose algún problema.

Lo que hay que hacer es comer sano y equilibrado en las cantidades adecuadas porque cada alimento tiene sus propiedades y sus nutrientes. Y todos son necesarios para tener una buena salud. Es más importante la calidad de los alimentos a tomar que la cantidad.

Y por supuesto ninguna persona debería de dejar de comer frutas y verduras. Y además, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud, hay que tomar cinco raciones al día. Hay que trabajar desde la infancia. Los hábitos que se adquieran desde bien pequeños pueden prevenir ciertas enfermedades. Algunas de estas enfermedades crónicas son la obesidad o la diabetes.

Volviendo al tema de las frutas que no engordan…o que sí engordan. Cintia Segura sabe perfectamente que hay ciertas frutas que tienen algo más de azúcar como por ejemplo la uva, el plátano o los higos y “por eso están endemoniadas”.

Las listas de las frutas que no engordan

Nosotros añadimos que están endemoniadas porque algunos blogueros están más preocupados por alcanzar un buen lugar en los resultados de búsqueda de Google que en cuidar de la alimentación de las personas. Y confeccionan listas negras de frutas que engordan o frutas que no engordan sin ningún sentido y muchas veces con falta de ética y de documentación.

Por ejemplo. En este artículo leemos que “Además, hay otras frutas como el plátano, el higo, la palta y el coco que se desaconseja su consumo porque contienen una mayor cantidad de calorías”. Seguramente más de un nutricionista se llevaría las manos a la cabeza por esta afirmación.

Y en este otro se puede leer un párrafo como “El único inconveniente con las frutas ricas en fructosa (azúcar presente en las frutas) es que aumentan los niveles de insulina, lo que deriva en que el organismo deje de quemar grasa, provocando que las grasas que ingerimos con otros alimentos se acumulen en el organismo”. En fin, sin comentarios.

El equilibrio de la alimentación es la base

La buena alimentación se basa en el equilibrio. Por ejemplo, dice Cintia Segura, si una persona ha de consumir 1800 calorías diarias pero provienen de productos como galletas, zumos envasados, yogures con azúcar, pan blanco, fiambres, productos cárnicos envasados… ¿de qué le va a servir si a todas luces es una alimentación deficiente de todas todas?

Por supuesto, finaliza Cintia Segura, que es mucho mejor consumir fruta entera que zumos, aunque sean naturales, pero está claro que no 1 kilo. Ahora bien, si hay un consumo mayoritario de frutas y verduras, se va por el camino correcto.

Precisamente sobre este asunto de zumos de frutas versus frutas enteras, El País también publicó recientemente un artícul. En el titular ya lo decía todo: “El zumo de fruta no es fruta, ni siquiera si es casero”. Y el subtítulo de esta noticia decía lo siguiente: “Ingerir jugos no es sinónimo de comer fruta desde el punto de vista nutricional”.

Este artículo ha sido escrito por Julio Basulto Marset. Este nutricionista afirma que tomar zumo y compararlo con comer fruta es como si comparásemos hacer deporte con verlo por televisión. Lee este artículo porque realmente es muy interesante y esclarecedor.

En Fruta de La Sarga no es la primera vez que hablamos sobre la conveniencia de tomar fruta en lugar de zumos. Lo hicimos fijándonos en un estudio de otro gran nutricionista como es Juan Revenga. Puedes recordar nuestro post en este enlace.

Ni frutas que engordan ni frutas que no engordan

En resumen. Que ni existen frutas que engordan ni frutas que adelgacen. Aquellas y aquellos que se dedican a escribir listas con frutas más saludables o menos según su valor calórico no están diciendo toda la verdad. Una persona cogerá peso si su alimentación está basada en un consumo mayoritario de productos procesados y no alimentos. Debemos comer más equilibrado y tener una actividad física mayor para combatir el sedentarismo existente.

Y, como dice Cintia Segura, la alimentación no se debe basar única y exclusivamente en las calorías. También  en la calidad de lo que ingerimos. Podemos consumir menos calorías de las que necesitamos pero hacerlo a base de alimentos “fabricados por el hombre” puede poner en peligro nuestra salud.

En Fruta de La Sarga te llevamos hasta tu casa siempre frutas y verduras de temporada. Ello significa que están recogidas en su punto exacto de maduración. Y esto tiene dos claras ventajas.

La primera es que notarás un sabor inigualable cuando las comas. Porque las frutas y las verduras recogidas han sido cosechadas y recogidas respetando los ciclos de la naturaleza. Por tanto, estarás comiendo alimentos muy naturales.

La segunda es que por la misma razón. Tendrás a tu alcance todas la propiedades nutritivas propias de la buena fruta y de la buena verdura.

Por supuesto que hacer una dieta sólo a base de frutas también es muy perjudicial.

¿Cómo consumes las frutas? ¿También crees que hay frutas que no engordan o frutas que engordan? Dínoslo en los comentarios.

Y si te ha gustado este post, ¿nos harías el favor de compartirlo entre tus familiares y amigos?

Publicado el 20/4/2017 en Salud

           

RSS 2.0 (Salud) RSS 2.0 (El blog de Fruta de La Sarga)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Fruta a domicilIo
DIRECTA DEL AGRICULTOR

ENVÍOS GRATIS
PARA PEDIDOS DE 8kg O COMPRAS SUPERIORES A 29,95€

RECOMENDADOS

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo