Contacta con nosotros 608061974
Servicio de atención al cliente 24 horas

 Mi cuenta

Fruta de temporada: ¿Por qué no sabe igual?

         

¿Te has preguntado por qué ya no sabe igual la fruta de temporada? En este post te damos nuestra opinión. A ver si estás de acuerdo.

Fruta de temporada: ¿Por qué no sabe igual?

¿Te has preguntado alguna vez porque la fruta de temporada no sabe como antes? Seguro que sí. ¿Por qué los melocotones o los tomates ya no huelen ni saben como hace unas décadas? Muchos consumidores consideran que ello es debido a la cantidad de productos químicos y herbicidas que se le aplican a la fruta de temporada. Esta no es la razón y en este post vamos a dar algunas respuesta al por qué la fruta ya no sabe como antes.

Tienes que saber que la calidad de la fruta de temporada viene determinada por algunos aspectos. Entre ellos, y quizá los más importantes son:

  1. El producto ha de ser de temporada
  2. Las variedades de frutas y verduras han de ser las adecuadas
  3. Los cultivos han de ser sostenibles y respetuosos con la tierra y el medio ambiente
  4. La maduración de las frutas y verduras se ha de realizar en la mata
  5. La entrega ha de ser lo más rápida posible

Con estos cinco puntos ya te puedes hacer una idea porque las frutas y las verduras han perdido parte de su sabor.

Consumimos productos que no son de temporada. Gracias a las nuevas tecnologías en el sector de la alimentación podemos ingerir alimentos que no corresponden con su estación. También es cierto que la agricultura extensiva, la de grandes latifundios utilizan muchos productos químicos para poder combatir las plagas y las enfermedades propias de las frutas y verduras.

El secreto es la maduración de la fruta de temporada

El cuarto punto es muy importante. Porque la maduración se ha de realizar en la mata o en el árbol. Los afanes consumistas actuales hacen que se recojan los frutos mucho antes y la maduración se realice en cámaras. También es cierto que la fruta, al ser enviada a otros países o continentes, se introduce en contenedores y madura mientras dura el viaje. Esta no es la mejor manera de consumir fruta que sepa realmente a fruta y verduras que nos dejen un buen sabor de boca.

En cuanto a la inmediatez en la entrega es algo obvio. ¿Has probado alguna vez una manzana arrancada de su árbol y le has dado un mordisco? Está exquisita. Prueba a darle el mismo bocado una semana después de ser arrancada. Ya no es lo mismo.

Muchos especialistas, muchas personas relacionadas con el sector de alimentación consideran que el mayor problema está en la madurez. Así opina al menos el secretario de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, Lorenzo Ramos en declaraciones al diario El País. El opina que “actualmente en el campo se corta la fruta verde y se deja que madure en cámara o durante el transporte. No se hace de forma correcta y por tanto pierde parte de su sabor”.

Está más que claro que si la fruta y verdura se quiere exportar no se puede comprar madura debido al viaje y a la distancia. Si esta fruta y verdura no cambia de país, sí se puede recoger en el punto exacto de maduración y por lo tanto disfrutar de su punto óptimo.

Así que lo más aconsejable es comprar siempre fruta de temporada. Si no lo es te arriesgas a que esas piezas hayan sido cosechadas obviando su punto de maduración y por supuesto hayan tenido que hacer grandes viajes hasta llegar a la mesa del consumidor. En este punto, muchos opinan que también existe cierta responsabilidad de los fruteros, que deberían buscar las frutas y las verduras que han madurado en mata.

¿Y qué hay de la fruta ecológica?

En declaraciones también al País, el ingeniero agrónomo, José Herrero, afirma que algunas marcas presumen de ecológicas. La fruta ecológica significa, en principio, que no se utilizan ni insecticidas ni herbicidas. Para combatir las diferentes enfermedades que pueden acabar con las frutas y las verduras utilizan la llamada lucha biológica. Sin embargo, José Herrero dice que “No se puede deducir que una fruta tenga mejor sabor por ser ecológica”.

En lo que sí hace hincapié José Herrero es en el agua que se utiliza para el riego. Tanto frutas como verduras contienen ente un 70 y un 95 por ciento de agua y por ello la que se utilice es fundamental. El agua ha de tener una salinidad idónea porque de la cantidad de agua y de su salinidad va a depender el nivel de azúcar que se quede en la pieza de verdura o fruta y por tanto en su sabor.  Y, claro, no debemos perder de vista que el exceso de riego o una fuerte sequía también va a influir en que saboreemos fruta de verdad u otras cosas.

La cuestión estética

Es otra cuestión, la estética, que contribuye a que las frutas y verduras no tengan el sabor de antaño. Es cierto, y eso es sobradamente conocido por todos, que los grandes supermercados, las grandes cadenas comerciales y algunos restaurantes exigen productos cada vez más grandes y más bonitos, pero a costa de la calidad.

Esta afirmación es compartida en el artículo de El País por Floren Domezáin, el llamado “rey de las verduras”. Esto hace que se dejen de lado las variedades autóctonas y se opte por frutas híbridas o por frutas con mayor tamaño con un exceso de riego y por tanto con menos azúcares y menos sabor. Y también debemos añadir que todo esto hace que tengan menos valores nutritivos.

La fruta y verdura se halla sometida a diversas variaciones genéticas para producir mayor tamaño y mayor cantidad. Esto influye en todo lo que comemos.

Fruta de temporada para favorecer el medio ambiente

También está el asunto del medio ambiente. En Fruta de La Sarga hemos compartido en nuestras redes sociales un artículo de Ecología Verde en el que defiende que consumir fruta de temporada y además si ésta es adquirida a pequeños agricultores favorece el medio ambiente. En este artículo también se hace una lista de las frutas de temporada que puedes encontrar este verano, y que son, a la postre, las que están en su punto exacto de maduración. Échale un vistazo.

No podemos dejar escapar que el hecho de que se transporten melones desde Chile en pleno invierno europeo es una especie de aberración que hace que se tengan que fletar grandes barcos con grandes contenedores que contaminan el medio ambiente. Alterar genéticamente las frutas y verduras para que duren todo el año también es una aberración que no puede hacer otra cosa que dañar el medio ambiente y perjudicar el territorio.

En resumen, que los herbicidas no son la causa por las que tú no estás tomando fruta de temporada como Dios manda. Hay otros muchos factores que influyen en que cada día más gente opine que se ha perdido el sabor de la fruta de temporada. Estas razones son, como hemos visto a lo largo de este post, el no dejar que la fruta madure a su debido tiempo y que se introduzcan prácticamente verdes en los contenedores que han de transportarlas hacia otros países y continentes. Así que si quieres disfrutar de la fruta, ésta ha de ser fruta de temporada, recogida en su punto exacto de maduración y que pueda ser entregada y consumida en el menor espacio de tiempo posible.

Y ahora una pregunta: ¿exiges en tu puesto habitual de venta fruta de temporada?

¿Te ha gustado este post? ¿Cree que merece la pena ser compartido?

Publicado el 14/7/2016 en Frutas de temporada

         

RSS 2.0 (Frutas de temporada) RSS 2.0 (El blog de Fruta de La Sarga)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

RECOMENDADOS

 ENVÍOS GRATIS Para pedidos de 8 KG o compras superiores a 24,95 €

FRUTA A DOMICILIO

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo